Skip to content

Consejos para planchar faldas y vestidos plisados sin dificultad.

Consejos para planchar faldas y vestidos plisados sin dificultad

La ropa plisada, como faldas y vestidos, puede ser un desafío a la hora de planchar. Los pliegues pueden ser complicados de manejar y es fácil arruinar el plisado si no se tiene cuidado. Sin embargo, con los consejos adecuados, puedes lograr un planchado impecable sin dificultad. A continuación, te presentamos algunos consejos para planchar faldas y vestidos plisados sin problemas.

1. Preparación previa: Antes de comenzar a planchar, asegúrate de que la prenda esté limpia y seca. Si hay manchas o suciedad, límpialas antes de planchar. Además, revisa las instrucciones de cuidado en la etiqueta de la prenda para asegurarte de que se puede planchar.

2. Ajusta la temperatura: Es importante ajustar la temperatura de la plancha de acuerdo al tipo de tela. Si no estás seguro, comienza con una temperatura baja y ve aumentándola gradualmente si es necesario. Si la tela es delicada, considera utilizar una tela protectora entre la plancha y la prenda para evitar daños.

3. Humedece la prenda: Para facilitar el planchado de los pliegues, puedes humedecer ligeramente la prenda con agua. Utiliza una botella de spray para rociar agua sobre la tela antes de planchar. Esto ayudará a relajar los pliegues y facilitará el proceso de planchado.

4. Utiliza una tabla de planchar con forma: Para planchar faldas y vestidos plisados, es recomendable utilizar una tabla de planchar con forma. Estas tablas tienen una forma curva que se adapta a la forma de la prenda, lo que facilita el planchado de los pliegues. Si no tienes una tabla de planchar con forma, puedes utilizar una toalla enrollada debajo de la prenda para crear una superficie curva.

5. Plancha los pliegues de forma suave: Al planchar los pliegues, hazlo de forma suave y con movimientos delicados. Evita aplicar demasiada presión, ya que esto puede aplastar los pliegues. En lugar de deslizar la plancha sobre la tela, presiona y levanta la plancha para evitar dañar los pliegues.

6. Plancha de adentro hacia afuera: Para evitar marcas en la tela, es recomendable planchar de adentro hacia afuera. Coloca un paño limpio sobre la prenda y plancha sobre el paño. Esto ayudará a proteger los pliegues y evitará que se marquen en la tela.

7. Cuelga la prenda después de planchar: Una vez que hayas terminado de planchar, cuelga la prenda en una percha para que los pliegues se mantengan en su lugar. Evita doblar la prenda inmediatamente después de planchar, ya que esto puede deshacer los pliegues.

Siguiendo estos consejos, podrás planchar faldas y vestidos plisados sin dificultad y lograr un resultado impecable. Recuerda siempre tener cuidado al planchar prendas delicadas y ajustar la temperatura de la plancha de acuerdo al tipo de tela. ¡Ahora podrás lucir tus prendas plisadas con confianza y estilo!