Skip to content

Los mejores trucos para planchar vestidos de novia y vestidos formales.

Los vestidos de novia y los vestidos formales son prendas delicadas y elegantes que requieren un cuidado especial a la hora de planchar. Si quieres lucir impecable en tu gran día o en una ocasión especial, es importante conocer los mejores trucos para planchar estos tipos de vestidos. En este artículo, te daremos algunos consejos prácticos para que puedas lograr resultados profesionales en el planchado de tus vestidos de novia y formales.

1. Preparación previa: Antes de comenzar a planchar, es importante asegurarte de que el vestido esté limpio y seco. Si hay manchas o suciedad, es recomendable llevarlo a una tintorería profesional para su limpieza. Además, verifica las instrucciones de cuidado en la etiqueta del vestido para asegurarte de que se puede planchar y a qué temperatura.

2. Selección de la temperatura adecuada: Cada tipo de tela requiere una temperatura específica para evitar daños. Por lo general, los vestidos de novia y formales están confeccionados con telas delicadas como la seda, el encaje o el tul. En estos casos, es recomendable utilizar una plancha a baja temperatura o utilizar un paño de algodón entre la plancha y el vestido para evitar quemaduras o brillos en la tela.

3. Utiliza vapor: El vapor es un aliado fundamental a la hora de planchar vestidos de novia y formales. Ayuda a eliminar las arrugas de manera más eficiente y sin dañar la tela. Si tu plancha cuenta con función de vapor, úsala siguiendo las instrucciones del fabricante. Si no tienes una plancha de vapor, puedes utilizar un vaporizador portátil o colgar el vestido en el baño mientras te duchas para que el vapor ayude a suavizar las arrugas.

4. Planchado por capas: Si el vestido tiene varias capas o detalles como volantes o pliegues, es recomendable planchar cada capa por separado. De esta manera, podrás asegurarte de que todas las partes del vestido queden perfectamente planchadas y sin arrugas.

5. Cuidado con los detalles: Al planchar vestidos de novia y formales, es importante prestar atención a los detalles como los bordados, las perlas o los apliques. Utiliza una plancha de punta fina o un paño de algodón para planchar estas áreas con cuidado y evitar dañar los adornos.

6. Colgar correctamente: Una vez que hayas terminado de planchar el vestido, es importante colgarlo correctamente para evitar que se arrugue nuevamente. Utiliza una percha acolchada o una percha de madera para mantener la forma del vestido y evitar que se deforme.

7. Transporte seguro: Si necesitas transportar el vestido después de plancharlo, es recomendable utilizar una funda de tela transpirable para protegerlo de la suciedad y los pliegues. Evita utilizar fundas de plástico, ya que pueden generar condensación y dañar la tela.

En resumen, planchar vestidos de novia y formales requiere paciencia, cuidado y atención a los detalles. Siguiendo estos trucos, podrás lograr resultados profesionales y lucir impecable en tu gran día o en cualquier ocasión especial. Recuerda siempre leer las instrucciones de cuidado del vestido y, si tienes dudas, es recomendable acudir a un profesional para evitar daños irreparables. ¡No dejes que las arrugas arruinen tu look!